Lo que nos enseña nuestro perro

vamos tan apurados en la vida, preocupados por adiestrar a nuestro perro para que haga trucos y sea obediente que aveces pasamos por alto todo lo que él nos puede enseñar.

Por DANNYA

Así que aquí menciono solo algunas de esas maravillosas cualidades que podemos aprender de nuestros perritos.

Su lealtad

No importando incluso su propia vida detectarán quien es importante para ellos y le demostraran un apego inquebrantable, demostrando asi este valor que los caracteriza tanto, es algo que debemos aprenderles.

Su amor incondicional

Ellos no esperarán nada a cambio al contrario lo darán todo por nosotros siempre demostrando que somos lo más importante que tienen, elevando así nuestra sensación de sentirnos indispensables. Cuantas veces hemos visto a nuestro perrito saltar de alegría solo de vernos.

Su capacidad de asombro y entusiasmo

Salir todos los días al paseo habitual y sentirlo como si fuera el primero que han dado, saltar entre las hojas, oler hasta el último rincón, son cosas que toman con igual entusiasmo y emoción demostrándonos así que todos los días se tiene una nueva oportunidad de comenzar.

Hábitos

Los perros son animales de hábitos, esperándonos, tomando sus alimentos, la hora del paseo asi como sus pequeños rituales tanto por la mañana al despertar y sus rutinas de estiramientos como por la noche antes de ir a dormir y salir a buscar su lugar para hacer sus necesidades.

Nunca perder su espíritu infantil

Ese espíritu que los lleva a ser desenfados y así poder disfrutar de las cosas más sencillas de la vida, eso que nosotros perdemos con el pasar del tiempo y que sin embargo ellos conservan y los hace ser geniales y que muchas veces nos contagian y nos da tanta alegría.

Ser tu mismo

Los perros siempre serán ellos mismos, nunca fingirán ser alguien más para querer ser aceptados, luchan con sus inseguridades pero no las ocultan , ellos no hacen algo por agradar a alguien simple y sencillamente se dejan llevar por la confianza de quienes son.

No guardar rencor

Como si todas las cualidades anteriores no bastaran, esta última con la que cierro mi lista es una que me encanta pues no importando que los hayamos reprendido o castigado por algo, ellos no nos guardaran rencor, de hecho a los dos minutos ya nos habrán perdonado y estarán con su ánimo alegre de siempre. Entre ellos sucede igual podrán pelearse por algún juguete o golosina incluso a la hora del juego podrían llegar a pelearse por algo pero a los minutos ya estarán de muy buenos amigos como siempre.

Cuéntanos que otras cualidades podemos aprender de nuestros adorados perritos. ¡Dale like y comparte!

Déjanos tu comentario
28 Shares